Side Area Image

Horario:

  • Lunes a Jueves de 8:30h. a 17h.
  • Viernes de 8:30h. a 14:30h.
+34 965 117 321
info@obleaspastor.com

(+34) 965 117 321

La receta original del Turrón duro de Alicante

Ingredientes

  • 200 g miel
  • 200 g azúcar
  • 1 clara de huevo
  • 350 g almendras (crudas, peladas) Puedes usar más, a gusto
  • 1 paquete de oblea rectangular rayada

Pasos

  1. Primero hay que tostar las almendras en una bandeja en el horno. Yo empiezo con el horno frío y pongo la temperatura a 180ºC-200ºC, dejando que las almendras se calienten con el horno. Vigílalas para que no se quemen y apaga el horno cuando estén ligeramente doradas.
  2. Combina la miel y el azúcar en una sartén a fuego lento y remueve la mezcla hasta que el azúcar se disuelva y se incorpore bien en la miel. Si tienes un termómetro de caramelo, lo ideal es que llegue a 240-250ºF (115-120ºC) antes de retirarla del fuego. De todas formas, en este momento la temperatura no es demasiado importante porque vamos a añadirle más humedad al incorporarle la clara de huevo. Eso dicho, si reduces un poco el contenido de humedad ahora, te ahorras un poco de tiempo más tarde.

  3. Bate la clara de huevo hasta que quede espumosa. Sigue batiendo la clara, echándole muy poco a poco la mezcla de miel y azúcar caliente. Este paso blanquea la mezcla, y debes conseguir una masa blanca y pegajosa que será la base del turrón.

  4. Vierte la mezcla blanca de nuevo en la cacerola y caliéntala a fuego lento, removiéndola constantemente para que no se queme. En este paso reducimos el contenido de humedad del caramelo. Queremos obtener un caramelo que sea duro y quebradizo cuando se enfríe. Las etapas del caramelo normalmente se miden con un termómetro, pero en este caso la temperatura sólo nos va a liar. Al remover la mezcla constantemente, no vamos a alcanzar la temperatura del etapa de caramelo correspondiente del turrón. El contenido de humedad de la mezcla se va a reducir sin que la temperatura llegue a ser tan alta.

  5. Para comprobar cuándo dejar de cocinar el caramelo, saca una pequeña cantidad y pon la en agua fría para enfriarla rápidamente. Debe endurecerse y mantener su forma cuando se enfríe. Cuando esté así, puedes apagar el fuego y agregarle las almendras tostadas, removiendo todo hasta que se incorporen bien.

  6. Coloca una oblea en la parte inferior del molde, vierte la mezcla del turrón sobre ella, y presiona otra oblea sobre la mezcla.

  7. Saca el turrón del molde cuando se haya enfriado. Yo envolví en turrón en papel de horno para evitar que se pegara a todo porque no tenía obleas y no las conseguía por aquí fácilmente.

  8. Para almacenar el turrón, envuélvelo en plástico (cubriéndolo primero con papel de horno o algo parecido para que no se pegue), y guárdalo en un recipiente hermético. Mantenlo alejado de la humedad para evitar que se ablande.